es

Corre, corre…que te pillo

Published on 21/02/2012

file4871266154688

Hace unos días “Materia Reservada”, programa de Telecinco que sustituye al anterior “Enemigos íntimos”, fue, a pesar de ser emitido a las 00.00h, el tercer programa con mejor cuota del día por cadena (18.7%), únicamente por detrás de “Amar en tiempos revueltos”, de TVE (22,6%) y de “La Ruleta de la Suerte”, de Antena 3 (19.2%). Cerca de un millón y medio de personas estuvieron a partir de las doce de la noche, sí, de las doce de la noche de un martes, pendientes de la investigación llevada a cabo en Washington en relación a uno de los temas que más en vilo tiene a la sociedad española: el caso Urdangarín.

Paloma García Pelayo, periodista encargada de viajar a EE.UU tenía un único objetivo: ofrecer información a la gente, comunicar cómo están las cosas en la ciudad en la que vive el personaje más polémico de lo que va de año en España. Bien, nos encontramos frente a uno de los “10 mandamientos” de lo que NO hay que hacer en comunicación (y mucho menos ante una estrategia comunicación de crisis como la que la Casa Real se ha visto obligada a planificar escrupulosamente).

Puesta en escena: Paloma García Pelayo y un cámara se sitúan frente a la casa de los Duques de Palma para seguir sus movimientos. Los pequeños de la casa juegan en el jardín. Tiempo después una imagen muestra cómo Iñaki Urdangarín, fiel a su espíritu deportista, se dispone a salir a hacer footing pero se “esconde” al percibir la presencia de un medio de comunicación. Perenne, la periodista dentro del coche aparcado frente a dicha casa filma cómo los Duques de Palma salen en coche acompañados por sus hijos. Posible plan familiar a la vista. En efecto, la Infanta Cristina baja del coche sus hijos en la puerta de un cine e Iñaki Urdangarín va en busca de una plaza en la que estacionar su vehículo. La situación es perfecta y probablemente la única posibilidad de encontrarse con el Duque de Palma sin sus hijos, prioridad número uno velando siempre por el bienestar de los pequeños. Es el momento, tensión, nervios. En un claro ejemplo de respeto y educación, la periodista se acerca a Iñaki Urdangarín el cual decide hacer “mutis por el foro”, ni una mirada. Acelera Paloma el paso al ritmo que él lo hace. Más rápido. Más rápido…y el Duque de Palma empieza a correr con su pantalón blanco, su camisa y jersey en mano. Sí, empieza a correr.

Diez días después el abogado del Duque de Palma, haciendo un retrato perfecto de lo que es la falta de comunicación interna y de lo peligrosa que esta carencia puede llegar a ser, afirma no haber visto las imágenes y no conocer su existencia. No obstante asegura que Iñaki Urdangarín, deportista de élite, disfruta corriendo y que sería parte de su espíritu deportivo. Repetimos: pantalón blanco, camisa y jersey en mano.

¿Qué fue lo más comentado tras la emisión? La HUÍDA. ¿Qué percibe la sociedad ante esto? Que huye. ¿Cómo interpretan este momento los espectadores? Preocupación, falta de argumentos y falta de capacidad para conceder una respuesta que aclare muchos de los interrogantes que tienen la mayoría de las personas. ¿Hubiese sido mejor que se parase, que educadamente escuchase a la periodista y que dijese simplemente “el próximo 25 de febrero hablaré y contestaré a todas las preguntas, hasta entonces ruego discreción y tranquilidad”? SÍ, SIEMPRE. Cuando se está expuesto, cuando se es susceptible de un “canutazo”, cuando los medios de comunicación, es decir, la sociedad, está pendiente de algo/alguien (persona-empresa-producto), SIEMPRE hay que tener una palabra. Esta puede o no dar respuesta a la pregunta planteada pero existen múltiples fórmulas para transmitir algo que en situaciones de crisis es clave para la imagen: TRANSPARENCIA.

Un periodista siempre quiere saber. Lo que se haga o diga delante de un periodista, los demás lo van a ver. ¿Correr? ¿Huir? ¿Callarse? ¿Dar la espalda? Sin duda la respuesta es NUNCA. ¿La clave en situaciones así? Una preparación previa intensa, especializada. Siempre: La RESPUESTA

Comments