es
en

La Marca Europa: UE y relaciones públicas internas

Publicado el 25/02/2015

Evercom

La creación de una entidad supranacional orientada al bien común, con instituciones ejecutivas y vinculantes,  un mercado común, una  unión económica y monetaria,  una política exterior y un parlamento compartido tras un exterminio literal y real entre naciones de un mismo continente entre 1939 y 1945 es, sencillamente, un milagro.

Pero lo cierto es que éste milagro que tanto ha ayudado en el progreso de Europa, hoy  más bien parece haberse convertido en una espada de Damocles para millones de ciudadanos. La depresión económica y social derivada de los rescates,  la crisis griega y la famosa Troika financiera, la carestía de precios que conllevó la entrada en vigor del euro y que todavía hoy sigue en las conversaciones de todos, la percepción de pérdida de protagonismo  en la esfera internacional, una Política Agraria Común (PAC) no siempre justa para todos que tantos y tantos conflictos y protestas ha suscitado históricamente, etc. El euroescepticismo se extiende, y peligrosamente. Lo cierto es que la imagen de la UE está gravemente afectada, y es realmente difícil avanzar en el proyecto europeo si nosotros mismos, los ciudadanos, no creemos en él.

Hay un extraordinario déficit de comunicación, de contenidos, de mensaje ciudadano, de relato constructivo europeo. Lo hay y lo ha habido históricamente. Algo insólito,  intencionado o no, pero es así. Y parece que la Comisión Europea empieza a darse cuenta que este déficit de comunicación fragua un desapego ciudadano ni siquiera directamente proporcional, más bien multiplicado por tres, y  muy difícil de recuperar.

Campañas de comunicación

El pasado año la Comisión lanzaba la campaña de  “Unión Europea: Trabajando para ti”, hoy vigente, con el objetivo de transmitir todo lo que la UE hace  para mejorar la vida de todos los europeos y a todos los niveles: empleo, salud, formación, medioambiente, fomento empresarial, etc.

Una campaña de comunicación multisoporte tanto en prensa escrita como televisión, muy apoyada en el story telling y soportada en una gran plataforma online  con hasta 100 proyectos de éxito impulsados por la UE. evercom

Un paso acertado, tardío, pero acertado en cualquier caso. El gap es enorme. Hay mucha reputación y credibilidad que recobrar y no será cosa de dos días, ni bastará una única campaña, por muy ambiciosa que sea.

En España hemos visto iniciativas interesantes como a la creación del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España. Europa necesita algo parecido, sólo que con una gran diferencia en cuanto al foco. Aquí el target es interno. Lo que la UE necesita construir marca interna, hacer relaciones públicas internas y recobrar la confianza entre sus más de 500 millones de ciudadanos. Todo un reto.

Juan Gabriel Corral, Director de Businesscomm

Comentarios