es

Podemos, programa y anillas

Published on 01/12/2014

Portada Programa político podemos

El pasado día 26, Pablo Iglesias posaba ante las cámaras sosteniendo un documento titulado “Un Programa Económico para la Gente”: las líneas maestras de un programa económico con el que Podemos aspirará a llegar a la Moncloa en 2016, una vez que las diferentes encuestas han confirmado que esta fuerza política ha venido para quedarse y quizás mucho más que eso.

Pero no pretende ser este post un texto para el análisis político o electoral propiamente dicho. Aquí hablamos de comunicación. De la comunicación política también. Y el hito del pasado miércoles protagonizado por Podemos se presta a un ejercicio interesante.

Otra vez la actualidad, esta vez política, nos brinda una excusa para analizar  el uso estratégico de instrumentos, momentos y formas para una comunicación eficaz. Y desde el enfoque puramente de la comunicación, trato de argumentar por qué Podemos, nuevamente, se  apuntaba un gran tanto la semana pasada en términos de opinión pública. Y es que a veces las cosas más sencillas resultan ser las más eficaces.

 Algunas claves:

  • La notoriedad lograda. Es difícil recordar, al menos en los últimos años, tanto interés e impacto informativo en torno al programa de un partido político, fuese de quien fuese, fuese para lo que fuese.
  • El propio documento. Su formato. Su apariencia tan sencilla  y doméstica que roza lo pobre.  Una encuadernación con anillas, tipografía poco elaborada, unos toscos corchetes envolviendo el título del documento: Un Programa Económico para la Gente.  Lejos de resultar un ejercicio de dejadez o falta de sensibilidad gráfica, es un documento intencionadamente austero en su estética. Tan intencionadamente austero en su estética como es el líder político que lo sostenía entre sus manos, Pablo Iglesias. Un excelente ejemplo de conexión e intercambio que impregna al documento de los valores y relato del líder.
  • La activación estratégica del líder para poner ganar valor. Tras varias semanas de un low profile intencional, Podemos de nuevo pulsa la tecla de Iglesias. Había sed mediática de Pablo, demasiados días sin aparecer para lo que éste se ha venido prodigando en los medios. Se sabía que su reaparición generaría expectación. 
  • La sencillez del documento en su forma compensada por la intelectualidad de sus páginas interiores. Frases de pensadores, líderes históricos y del mundo de la cultura preceden cada uno de los capítulos del documento: Edgar Morin – padre del pensamiento complejo-, Eisenhower, Gandhi, el cantautor catalán Lluís Llach … 
  • La puesta en escena de los expertos. Pablo Iglesias presenta el programa sostenido por la presencia de Vincenç Navarro, catedrático de Políticas Públicas en The Johns Hopkins University, y Juan Torres, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla.  Y … sorpresa, ambos trajeados -¿corbatas en Podemos?-. Claro, con la economía no se juega.

Estemos de acuerdo o no con el contenido de la propuesta – no es éste el sitio, ni el autor de este post el más indicado para valorar-, lo que es cierto es que el programa económico de Podemos ya está en las casas, en los bares, en las tertulias mediáticas y familiares de sobremesa, en el autobús, en las aulas universitarias, en los taxis, en la cola del supermercado y en las bancadas del Congreso. En definitiva, está en la calle.

Los rounds se suceden, nadie espera un final por K.O., y Podemos parece saber cómo  seguir sumando a los puntos.

Juan Gabriel Corral, Director de la División de Comunicación B2B

Comments