es

SEO LOVES PICTURES: cómo posicionar imágenes en Google

Published on 23/10/2014

Torre Eiffel

«Una imagen vale más que mil palabras”. El consabido dicho funciona en muchos aspectos, en las estrategias digitales también y, a pesar de ello, parece que no lo tenemos en cuenta a la hora de redactar un post o diseñar una página web.

Tradicionalmente  el texto siempre se ha considerado el “Rey” del contenido, mientras que a las imágenes se dejaban de lado sin tener en cuenta que una adecuada optimización de éstas pueden ayudarnos a elevar las visitas de cualquier artículo vía Google Imágenes.

 A continuación os proponemos algunos consejos para aprovechar vuestras imágenes y convertirlas en una herramienta que optimice vuestro SEO:

  1. El nombre del archivo Cómo posicionar imágenes en Google

El nombre del fichero ayuda en los rankings de posicionamiento en los buscadores. Es recomendable escoger un nombre de archivo que se corresponda con la palabra clave con la que se quiera posicionar. Evidentemente, debe existir una coherencia entre las palabras clave utilizadas en el nombre del archivo y el contenido que se escribe.

  1. El tipo de archivo

Respecto al tipo de archivo para la subida de imágenes en medios online, los más adecuados al parecer y que favorecen la “simpatía” de los buscadores son .gif.jpg y.png. Estos tres formatos presentan una gran versatilidad para ser transformados y disminuir su peso sin perder calidad.

  1. El tamaño

Dependiendo del tamaño de la imagen, éste afectará a la velocidad de carga de la página, por lo que lo aconsejable para casi cualquier página web son imágenes de entre 500 y 800 px de ancho y que no pesen mucho más allá de 60 KB preferiblemente.

  1. Enlaces externos

Las imágenes con enlaces externos a otras páginas, documentos o perfiles, contribuyen al posicionamiento orgánico y natural de éstas y como consecuencia, del contexto o publicación en el que se encuentren.

  1. La etiqueta “Alt”

Toda imagen puede ser marcada con una etiqueta “Alt”. Es decir, un texto alternativo que debería incluir alguna de las palabras clave por las que se quiere posicionar tanto la imagen como el texto.

  1. El título

Así mismo, muchos gestores de contenidos nos permiten incluir un título asociado a la imagen. La etiqueta “TITLE” permite incluir un título aún más reconocible. Se trata del texto que se muestra cuando se pasa el cursor sobre la imagen.

  1. Leyendas

De igual forma, muchos gestores de contenidos como WordPress  permiten incluir leyendas  que se muestran habitualmente como pie de la imagen, y que por su puesto han de guardar relación con el texto en el que se encuentran.

En realidad, son factores muy básicos pero que ayudan notablemente a que nuestros contenidos suban en el ranking de búsquedas de una manera natural. Nuestras imágenes han dejado de ser meros elementos ilustrativos para convertirse en uno de nuestros mejores aliados en cuanto a SEO se refiere.

Comments